Saltar al contenido
Hechizos y Oraciones

Oración Del Día Para Proteger Y Guiar Tu Vida Diaria

5.0
03

La oración del día es una oración que se puede hacer a cualquier hora del día, incluso por la mañana, por la tarde o por la noche. Sirve para proteger y guiar tu vida diaria.

Además de ser un guía espiritual, también sirve para purificar tu alma, ayudándote a lograr un día más tranquilo y sereno. Di esta oración hoy para expandir tu camino, atraer la paz y sentir un fuerte deseo de hacer tu tarea.

Oración Del Día Para Proteger Y Guiar Tu Vida Diaria

Oraciones del día

Señor, en este día de hoy, te pido salud, fuerza, tranquilidad y sabiduría.

Deseo admirar el mundo de hoy con ojos amorosos, ser paciente, comprensivo, tranquilo y cauteloso; ver, más allá de las apariencias, a tus hijos cuando tú mismo los contemplas, y así ver sólo lo bueno en cada uno.

Cierra mis oídos a toda calumnia.

Mantengo mi lengua alejada de toda crueldad.

Que sólo mi alma se llene de bendiciones.

Que sea tan amable y alegre para que todos los que están cerca de mí puedan sentir tu presencia.

Señor, vísteme con tu belleza, y que yo se la revele a todos en el curso de este día.

Amén.

Cuando comience el día, también puede consumar una oración matutina para cada día.

Oración Para hoy

Jesús, muéstrame el camino y protégeme en este día que comienza.

Sus mensajes fueron plantados dentro de las almas de los hombres. Ni el viento, ni el sol, ni la nieve, ni la lluvia, ni el clima los hicieron perecer, esperando sólo un poco de fe para proliferar con los frutos más hermosos.

Por eso te pido de todo corazón que me des las cuatro riquezas más grandes que el hombre puede tener y que son legítimamente tuyas.

Le pido a Jesús que me dé fe. Para que pueda elevarme por encima de toda la ilusión laberíntica del mundo y ser abrazado por la confianza de que, por difícil que parezca, lo bueno siempre sale victorioso. Que pueda vivir hoy con seguridad

Te lo ruego, Jesús, dame paz mental. Para que sepa que nada puede sacarme de mi tranquilidad, si quiero. Que pueda vivir el día de hoy con calma.

Te ruego, Jesús, que me des salud. Para que pueda caminar por los valles del sufrimiento de la carne, pero en las llanuras de la alegría del alma. Que pueda vivir hoy con integridad.

Te lo ruego, Jesús, dame un trabajo. Para que pueda usar mí tiempo de manera provechosa, asegurándome de que mi cuerpo esté apoyado por la libertad de espíritu. Que pueda vivir el día de hoy con honestidad.

Y así, que mi alma y mi cuerpo sean uno en ti, que todo sea posible. Y que viva otro día con integridad haciendo el bien.

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

Oración Para cada día

 

Dios, hazme saber que la obra del bien espera en todas partes.

No me permitan que pierda el tiempo con preguntas superfluas.

Hazme saber que estoy en el camino correcto, con mis semejantes, para ocuparme de mi propio desarrollo.

Me lleva a respetar los derechos de los demás para que los míos puedan ser preservados.

Me permite percibir a dónde pertenezco, para no pedirle a la vida lo que no me pertenece.

No me dejen soñar con cosas que no puedo hacer con mis recursos, pero me da la fuerza para llevar a cabo las pequeñas tareas que puedo hacer.

Borra mis melindres personales, para que no sea una barrera para mis hermanos, a quienes debo compañerismo y colaboración.

Me ayuda a identificar que el cansancio y la dificultad no pueden hacerme una persona insociable, pero me muestra, por piedad, lo mucho que puedo hacer en buenas obras, usando la calma y el coraje, por encima de cualquier implicación que me afecte en la vida.

Dame la fuerza para difundir la paz y el amor que nos muestras.

Y sobre todo, Señor, perdona mis debilidades y alimenta mi fe para que pueda estar siempre en ti, sirviendo a los demás.

Que así sea. Amén.

¿Cuál Es La Importancia De Orar Hoy?

La importancia de la oración diaria está relacionada con un vínculo de diálogo y fe con Dios. Una manera de relacionarse con el Señor. Porque la oración es un tiempo de vaciarse y llenarse de Dios.

Hay luchas, fracasos y obstáculos que sólo pierden fuerza cuando te arrodillas y le pides fuerza al Señor. Porque ustedes son liberados de sus temores y conocen la voluntad de Dios para su existencia.

Una vez, el mismo Jesús, cuando estaba a punto de ser crucificado, fue al monte Getsemaní y le pidió a Dios que transmitiera ese acto que iba a suceder, pero sólo si se hacía su voluntad, la voluntad de Dios.

La oración es algo muy personal y profundo entre usted y Dios, puede ser que ante otras personas usted esté tentado a mantener una apariencia, pero para el Señor lo que es más importante es la oración en secreto.

Otros Artículos Interesantes: