Saltar al contenido
Hechizos y Oraciones

Oración de Sanación y Liberación Espiritual y Física

La oración de sanación puede ayudarnos. A menudo oímos “tu salud primero”, y así es, cuando estamos enfermos nos sentimos sacudidos, pero eso no significa que debamos dejarnos sacudir en lo emocional y especialmente en nuestra fe en lo divino.

Por supuesto, la oración no reemplaza la necesidad de consultar a un médico, la fe mueve montañas, pero no cura un hueso roto, lo hace un médico. Pero tener fe y orar también nos ayuda en nuestra curación física y fortalece nuestra salud mental.

Oración de Sanación y Liberación Espiritual y Física

Oración Para Sanar

“Señor, por la ayuda de toda la legión de ángeles sanadores, y por la intercesión de los santos mártires, concede la gracia de la curación.

Prometemos cultivar nuevos hábitos y cuidar mejor el cuerpo que habitamos, un gran regalo dado por el Señor.

Restaurar nuestra salud. Nos inspira a cuidar nuestro cuerpo con habilidad.

Gestor generoso que siempre has sido, médico sublime que eres, Señor, sé amable y guíanos para comprender nuestras debilidades.

Prometemos cultivar mejores hábitos para nuestra salud. Danos el guion y la inspiración para ello.

Corregir los errores en nuestro corazón roto. Restaurar los puntos desconectados de nuestras neuronas.

Prometemos cultivar nuevos hábitos para mantener una buena salud. Gracias, Señor!

Orar Para Sanar A Otras Personas

Esta oración es ya para pedir la curación de alguien, rezarla con gran fe:

“Señor del universo, Creador de todas las cosas.

Vengo a su presencia soberana en este momento para pedir ayuda a aquellos que están sufriendo de enfermedades del cuerpo o de la mente.

Sabemos que a través de las enfermedades podemos tener momentos de reflexión, que nos favorecen mucho, nos acercan a Ti, por los caminos del silencio.

Pero apelamos a tu misericordia y te pedimos: Extiende tu mano luminosa sobre los enfermos, sufriendo dolor, incertidumbre y limitaciones.

Haz que la fe y la confianza crezcan fuertes en sus corazones. Aliviar su dolor y darles paz y tranquilidad.

Sanar sus almas para ayudar a restaurar sus cuerpos.

Dales consuelo, alivio y aligera la luz de la esperanza en sus corazones, para que puedan sentir el amor del universo, apoyado por la esperanza y la fe.

Que su paz sea con todos nosotros.

Oración Poderosa Para La Curación Interior Y Física

Tú eres el Señor, el divino doctor. Tú das vida en plenitud a los que te buscan. Hoy en particular, Señor, te pido la curación de todo tipo de enfermedades, especialmente la que me aflige en este momento.

Sé que no quieres la enfermedad, no quieres el mal, porque eres Amor Puro. Realiza en mi cuerpo una sanación espiritual profunda y también una sanación física, si es de tu voluntad. Que sea operado por la poderosa acción del Espíritu Santo a través del doctor y las medicinas!

Levanta mi fe en tu Poder, Señor, y en el Amor infinito que me tienes. Levanta mi fe, Señor, que a veces está tan debilitada. Creo en tu poder sanador, Dios mío, te agradezco humildemente por todo el trabajo que estás haciendo en mi cuerpo y en mi corazón.

Señor, además de mí, quiero presentarte a todos los que ahora están enfermos y necesitan oraciones. Conoces a cada uno de ellos, y conoces la vida y las pruebas por las que han pasado y están pasando. Ten piedad, Señor, y ven en ayuda de los que sufren de enfermedades.

Oración Para La Recuperación Física

Señor Jesús, creo que has resucitado y estás vivo. Creo que estáis presentes en el sacramento del altar para alimentarme; creo que respondéis a las oraciones de todos los que os buscan de corazón. Te amo y te alabo. Te doy gracias, Señor, por venir por amor a nosotros los humanos.

Para ti nadie es olvidado, tú eres la plenitud de mi vida, para ti somos perdonados, con tu ayuda soy visitado por la paz y la salud. Con tu poder, renuévame. Bendice mis necesidades y ten compasión de mí.

Cúrame, Señor Jesús. Sana mi espíritu con la victoria ante el pecado. Sana mis emociones, cierra las heridas causadas por mis penas, odios, frustraciones o rencores.

Sana mi cuerpo devolviéndome mi salud física.

Hoy, Señor, te presento las enfermedades que padezco: … (Habla en voz alta de tu enfermedad) y te pido que me liberes completamente, como a aquellos que te buscaban cuando estabas en nuestro planeta tierra.

Confío en tu amor por mí, y aun sin ser el resultado de mis súplicas, lo confirmo con fe: Gracias, Señor Jesús, por la bendición que ya estás derramando en mi nombre.

Oración Por La Curación Y La Protección

Dios Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, que ha dado a su Hijo Jesucristo un poder infinito sobre todas las fuerzas que existen en la tierra, en el espacio y en el infierno, perdónanos todos nuestros errores y pecados, líbranos de nuestras tentaciones, sufrimientos, desánimos, angustia y desesperación, y líbranos de la niebla en nuestras cabezas.

También pedimos quitar de nuestra casa la envidia y la amargura de los parientes y preservarlos de la maldad del hombre, los incendios y los robos. Que Dios impida cualquier acción diabólica contra nuestras familias. Un ángel guardián nos vigila por la noche para que podamos tener un sueño reparador y reparador.

Dios de infinita misericordia y bondad, que con tu palabra puedes curar las enfermedades, saluda a los seres queridos que te comento (di en voz alta el nombre de la persona por la que oras).

Tengan compasión de ellos, devuélvanles su salud, su tranquilidad, su coraje y, lo más importante, su gusto por la vida, para que puedan continuar su curación y con sus almas rebosantes de alegría y paz, den gracias. Por Jesucristo, nuestro Señor. Que así sea.

Termine la oración recitando un Padre Nuestro, un Ave María y un Ángel Santo.

Orando Por Su Salud

Señor, dame salud para mi cuerpo y que pueda continuar con una vida disciplinada para que pueda ser digno de tu bendición. Señor, al honrarte e informarte de tu alabanza y gratitud, cuánto me enriqueces, no permitas que me falte lo que necesito, coronando con gran éxito todos los viajes que no siempre son fáciles.

Cuánto, por tanta bondad, Te alabo! Te doy gracias, Señor, no sólo con palabras, sino sobre todo con una vida de santidad. Tú que castigas a los que amas, como el padre que castiga al hijo rebelde que tienes en alta estima, te doy gracias por los momentos en que sufrí sintiendo tu mano pesada descender sobre mí, pero siempre misericordiosa.

Cuando he aprendido y estoy aprendiendo de ti, nada es igual a tu amor. Gracias, señor. Vuestros caminos están sembrados de muchas renuncias, pero sólo los que los siguen pueden sentir sus delicias sin parangón.

¿Por Qué Rezar Esa Oración?

Cuando estamos enfermos física, espiritual o mentalmente, nos desesperamos.

No sólo nosotros como individuos, sino también con un querido amigo o pariente, nos hace sentir que estamos sin guía. En estos momentos recordamos que tenemos a alguien a quien acudir, algo más grande que nosotros que nunca abandonamos a nuestro Dios.

Rezarle la oración de sanación nos trae consuelo y serenidad y sobre todo esperanza en estos tiempos difíciles y desconcertantes.

Vota si te ha gustado !!!
Otros Artículos Interesantes: