Saltar al contenido
Hechizos y Oraciones

5 Oraciones Para Calmar los Nervios de una Persona

5.0
11

Estas oraciones poderosas pueden atraer paz y tranquilidad tanto para ti y para un tercero ¿Sabías que las oraciones pueden calmar a la gente nerviosa? En verdad, como fe y devoción es posible alcanzar grandes gracias. Aprende estas 5 cinco oraciones para calmar los nervios y la ansiedad y practícalas diariamente para que tu meta sea atendida.

La oración y cualquier otra actividad que nos desconecte del mundo físico, promueve una sensación de bienestar y tranquilidad. Por eso muchas personas recurren a la religión, el yoga, la meditación y otras técnicas holísticas para sentirse en paz.

Seleccionamos ahora 5 oraciones para calmar a las personas nerviosas, preocupadas o estresadas.

necesito paz en mi corazón

5 Oraciones para las Personas Nerviosas

Oración Para Calmar El Corazón

“Espíritu Santo, en este momento vengo a hacer aquí la oración para calmar el corazón porque confieso, él anda muy agitado, ansioso y a veces triste, por situaciones difíciles que paso en mi vida.
Su palabra dice que el Espíritu Santo, que es el mismo Señor, tiene como papel consolar de los corazones.
Entonces te pido, Espíritu Santo consolador, viene a calmar mi corazón, y hacerme olvidar los problemas de la vida que tratan de derribar.
¡Ven, Espíritu Santo! Sobre mi corazón, trayendo consuelo, y hacer que se calme.
Necesito su presencia en mi ser, pues sin ti, yo no soy nada, pero con el Señor puedo todas las cosas en el Señor poderoso que me fortalece.
Creo, y me declaro en el nombre de Jesucristo así:
Mi corazón se calme! ¡Mi corazón se calma!
¡Mi corazón reciba paz, alivio y refrigerio! Amén”

Oración Para Estar Tranquila

“Señor, ilumina mis ojos para que vea los defectos de mi alma, y ​​viéndolos, no comente los defectos ajenos. Lleva de mí la tristeza, pero no la entreguen a nadie más.

Llena mi corazón con la divina fe, para siempre alabar tu nombre. Me arranca el orgullo y la presunción. Haced de mí un ser humano realmente justo.

Dame esperanza para vencer todas esas ilusiones terrenas. Planta en mi corazón la semilla del amor incondicional y me ayuda a hacer feliz al mayor número posible de personas para ampliar sus días risueños y resumir sus noches tristes.

Transforme mis rivales en compañeros, mis compañeros en mis amigos y mis amigos en entes queridos. No permita que yo sea un cordero delante de los fuertes, ni un león delante de los débiles. Dame, Señor, la sabiduría para perdonar y aleja de mí el deseo de la venganza.

Oración Para La Paz Interior

“Padre me enseña a tener paciencia. Dame la gracia de soportar lo que no puedo modificar.
Ayúdame a generar fruto de la paciencia en la tribulación. Dame paciencia para lidiar con los defectos y limitaciones del otro.
Dame sabiduría y fuerzas para superar las crisis en el trabajo, en casa, entre amigos y conocidos.
Señor me conceda la paciencia sin límites, líbrame de todo lo que es ansiedad y que me deja en desarmonía agitada.
Dame el don de la paciencia y de la paz, especialmente cuando soy humillada y me falta paciencia para caminar con el otro.
Dame gracia para superar cualquier dificultad que tenemos con el otro.
Viene, Espíritu Santo, derramando el don del perdón en mi corazón para que pueda recomenzar todas las mañanas y estar siempre dispuesta a comprender y perdonar al otro.

Oración del Salmo 28

“A ti clamare por calma, oh Señor; no me enmiendas conmigo; no suceda, callándote para conmigo, que yo quede semejante a los que descienden al abismo; Oye la voz de mis súplicas, me calma cuando levante mis manos hacia tu santo oráculo; No me has arruinado con los impíos y con los que practican la iniquidad, que hablan de paz a su prójimo, pero tienen mal en sus corazones; Bendito sea el Señor, porque oyó la voz de mis súplicas; El Señor es mi fuerza y ​​mi escudo, el Señor es la fuerza de su pueblo y la fuerza salvadora de su ungido; Salva a tu pueblo, y bendice tu herencia; los califica y los exalta para siempre “.

Oración Para Calmar A Una Persona

“Mi Señor, mi alma está perturbada; la angustia, el miedo y el pánico se apoderan de mí. Sé que esto sucede a causa de mi falta de fe, de la falta de abandono en tus manos santas y de no confiar totalmente en tu poder infinito. Perdóname, Señor, y aumenta mi fe. No miren mi miseria y mi egocentrismo.

Yo sé que estoy aterrorizado, porque te insisto, por mi miseria, en quedarme contando con mis fuerzas miserables mis miserables, con mis métodos y mis recursos. Perdóname, Señor, y sálvame, oh Dios mío. Dame la gracia de la fe, Señor; me da la gracia de confiar en el Señor sin medidas, sin mirar el peligro, sino mirar solamente a Ti, Señor; ¡Ayúdame, oh Dios!

Me siento solo y abandonado, y no hay quien pueda ayudarme, a no ser el Señor. Me abandono en tus manos, Señor, en ellas coloco las riendas de mi vida, la dirección de mi caminar, y dejo los resultados en tus manos. Yo creo en ti, Señor, pero aumenta mi fe. Yo sé que el Señor resucitado camina a mi lado, pero así mismo todavía temo, porque no puedo abandonarme enteramente en Tus manos. Socorre mi debilidad, Señor. Amén”.

 

Otros Artículos Interesantes: