¿Cómo Crear un Hechizo con Foto para Atraer lo que Quieres?


Hechizo con foto para que me llame

Los hechizos con fotos son una práctica mágica muy antigua y conocida por todos. Existen diferentes tipos de hechizos con fotos, entre ellos, el hechizo con foto para que me llame. Esta práctica mágica se ha utilizado durante mucho tiempo para lograr que una persona en particular te llame.

Cómo realizar el hechizo con foto para que me llame

Para realizar el hechizo con foto para que me llame necesitas una fotografía de la persona a la que deseas que te llame, una vela blanca, una pluma y una taza de agua. Primero, coloca la fotografía frente a ti y prende la vela. Mientras sostienes la fotografía en tus manos, pronuncia la siguiente oración: «Que la llamada de (nombre de la persona) me llegue a mí». A continuación, usa la pluma para escribir el nombre de la persona en la parte trasera de la fotografía. Por último, deposita la fotografía en la taza de agua y déjala allí durante tres días.

Consejos para que el hechizo con foto para que me llame funcione

  • Asegúrate de tener una fotografía clara de la persona.
  • Usa una vela blanca para el hechizo.
  • Pon mucha fe y energía positiva en el hechizo.
  • Repite el hechizo hasta que tengas resultados.
Quizás también te interese:  Cómo Utilizar los Trabajos de Brujería para Lograr Resultados Exitosos: Guía Paso a Paso

Advertencias

  • No uses hechizos para manipular o controlar a otras personas.
  • No uses hechizos para el mal.
  • Todos los hechizos tienen consecuencias. Asegúrate de que estás preparado para enfrentar las consecuencias de los hechizos que realizas.
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad