Descubre Los 5 Ciclos De Un Amarre De Amor Poderoso

Hay alrededor de 5 ciclos en un amarre de amor, también conocidos como fases. Este ciclo es el que ocurre con la persona atada de principio a fin, desde el primer día de trabajo hasta la parte final de la conquista.

Aprender estos ciclos nos ayuda a ver si un amarre ha funcionado o si estamos siendo amarrados por otra persona. El ciclo completo es bastante simple y, en la mayoría de los casos, no varía mucho de una persona a otra.

Hablaremos de él de inmediato, de principio a fin, explicando cada fase del proceso, lo que la persona siente y lo que sucederá con el paso de los días después del ritual amoroso. Los síntomas del amarrante en un amarre de amor son diferentes a los que sufre la persona que recibe el amarre.

Descubre Los 5 Ciclos De Un Amarre De Amor Poderoso

Los 5 ciclos que conforman un amarre de amor

El proceso de las etapas de un amarre de amor comienza desde el día en que se realiza el amarre y se extiende a medida que aumentan las potencias. Comencemos explicando todo de principio a fin.

Ciclos De Un Amarre De Amor

1º – La llamada

El proceso comienza con la Entidad requerida (puede ser de la luz o no) haciendo un fuerte llamado a la cabeza de la persona atada. Comienza poniendo el nombre de la persona que has hechizado a tu cabeza, colocando tu imagen en tus pensamientos y realizando una pequeña llamada.

Aquí puede haber mucha resistencia por parte de la persona amarrada, pero las Entidades apenas están empezando. Después de eso, avanzamos a la segunda ronda.

2º – La voluntad interior crece

Aquí las Entidades comienzan por romper las fuerzas de la persona atada, poniendo cada vez más imágenes, pensamientos y deseos en su vida para estar con la persona que la ha atado.

Puede que todavía haya algo de resistencia, pero se están rompiendo a lo largo de los días. Las Entidades están poniendo sólo pensamientos buenos, positivos y amorosos en la cabeza de la persona atada, que eventualmente cederá.

3º – Ruptura de fuerzas

En la tercera fase ya hay la ruptura de todas las fuerzas de la persona atada. Ya ha aceptado que se siente muy atraída y apasionada por la persona que la ató y deja de luchar contra ella.

Ahora es fácil para las Entidades aumentar aún más su sentido del deseo. Aquí comienzan a poner pensamientos más fuertes en sus cabezas, algunos de ellos de naturaleza sexual, para que la persona amarrada simplemente no pueda resistirse.

4º – Aparecen las oportunidades

En la cuarta ronda, habrá oportunidades de encuentros. Quienquiera que haya hecho el atado debe actuar en esta etapa cuando la persona atada está llena de voluntad y deseo por él/ella.

Si la acción ocurre en esta etapa, la persona atada simplemente no puede contenerse. Se entrega en cuerpo y alma, haciendo todo lo que veía y soñaba por la acción de las Entidades.

5 – Unión de las dos personas

Ahora, sin más fuerzas que derribar, sin más barreras que superar y sin más temores y miedos, las dos personas en cuestión se unen.

Las Entidades continuarán agitando cada vez más la cabeza de la persona atada, con pensamientos más fuertes, más sexuales y de mayor atracción.

La separación se vuelve simplemente imposible de realizar. Basta con que el que lo ata tenga ganas de hacerlo. No hay vuelta atrás aquí, sólo el tiempo acabará con este sentimiento.

¿Todas las personas pasan por los cinco ciclos del amarre de amor?

No todo el mundo pasa por esos cinco ciclos. Algunos ciclos están rotos o simplemente no comienzan y esto puede depender de varios factores.

Uno de los factores más comunes es que el amarre no funciona porque la persona que lo hace no tiene poderes o no lo ha hecho correctamente. En esos casos, ni siquiera empezamos por observar la primera fase.

En los casos de falta de experiencia para realizar el ritual, el ciclo ni siquiera comienza porque las Entidades ni siquiera comienzan a trabajar.

En caso de que el ciclo se rompa por la mitad.... ¡Eso también puede suceder!

Imagínate pasar por la tercera fase cuando la persona está empezando a gustarle y de repente se detiene y pierde el interés. Aquí, tenemos una rotura de ciclo obvia, ¿pero qué puede causar esto?

Puede ocurrir debido a un contra hechizo que la persona que está siendo atada puede haberle hecho o porque la persona que hizo la atadura no continuó el trabajo correctamente.

Por lo tanto, podemos decir que no todas las personas se enfrentan a estos ciclos, y muchos de ellos ni siquiera los inician. Esto es generalmente la culpa de la persona que hace el atado… O bien la persona que está atada simplemente se dio cuenta de lo que estaba pasando y buscó ayuda espiritual.

¿Qué sucede al final de las cinco fases del ritual de unión al amor?

Después de varias semanas el ciclo llega a su fin y usted se queda con su ser querido. Pero eso no dura para siempre!

Transcurrido ese plazo, las Entidades dejarán de trabajar en su caso. Cuando eso sucede, las fuerzas del amarre simplemente disminuirán.

Obviamente, los efectos empiezan a desaparecer y tendrás que hacerlo todo de nuevo. Afortunadamente, eso sólo ocurre después de varios meses.

Pero todo va a depender del atasco. Dependerá de quién lo hizo, si trabajaste con fuerzas del bien o del mal y todo eso.

Entonces debe saber que no todos los amarres son iguales. Muchos pueden terminar en un mes, mientras que otros pueden terminar en 10 años.

Por lo tanto, es difícil hablar de lo que sucederá mucho después de que el ciclo haya terminado. El amor puede durar tanto como puede terminar.

¿Qué sucede si los ciclos del amarre no comienzan?

Si no hay principio de los ciclos esto significa que el conjuro no ha funcionado. Simboliza que ni siquiera empezó y que el trabajo estaba mal hecho y no funcionará.

Sin embargo, le recomendamos que espere por lo menos 21 días hasta que se dé por vencida. Un ritual de atado puede tomar este período de tiempo antes de que surta efecto y se puede observar la primera fase.

Si este período de tiempo ha pasado, le recomendamos que pruebe otro ritual. No hace falta decir que tienes que buscar a alguien más para lograrlo o tienes que hacer algo aún más fuerte.

Los ciclos y sus fases suelen ser siempre los mismos. Como regla general, cuando un ciclo comienza todo irá bien porque hay pocas cosas que pueden romperlo.

Sin embargo, nunca olvides que la persona amarrada puede percibirlo y tratar de actuar. En tales casos, lo mejor que puede hacer es esperar un rato y luego volver a realizar el ritual.

Optimized with PageSpeed Ninja